Se conoce como Parque de los Monstruos (en italiano Parco dei Mostri) o Bosque Sagrado (Sacro Bosco) a los jardines del Castillo de los Orsini en Bomarzo, en la provincia de Viterbo, Italia.

 

Parque de los Monstruos de Bomarzo.

 

Su origen

 

Se estima que los trabajos de construcción empezaron alrededor de 1550 bajo la dirección de los dos importantes arquitectos manieristas.

Pirro Ligorio (artífice de Villa d’Este en Tivoli y sucesor después de la muerte de Miguel Ángel en la construcción de San Pedro!) y Jacopo Vignola, entre otros.

bomarzo-parcodeimostri

Los arquitectos construyeron el parque siguiendo los extravagantes deseos de su propietario, Pierfrancesco II Orsini (llamado Vicino).

Estos deseos estaban motivados por el reciente fallecimiento de su esposa, Giulia Farnese (pariente del cardenal Alejandro Farnese, y no la famosa amante del Papa Rodrigo Borgia).

Enmarcado en la corriente manierista que precedió al barroco, el Sacro Bosco está pensado para que sus elementos tengan continuidad con el entorno, al contrario de los jardines racionales y geométricos de la época.

 

Sus protagonistas

Pier Francesco Orsini (1523-1585), duque de Bomarzo, siguiendo los pasos de su padre inicia la carrera militar, que misteriosamente abandona a los casi 35 años. Y se retira junto con su mujer Giulia Farnese a Bomarzo.

palazzo-orsini-bomarzo

Vista del Palacio de los Orsini desde el Parque de los Monstruos de Bomarzo

El dolor causado por la temprana desaparición de su amada inspiró esta suerte de conmemoración. “Sol per sfogare il core rotto”, en español, solo para aliviar su corazón roto.

El viudo pasó los siguientes 25 años de su vida estudiando a los clásicos con el objetivo de  encontrar la inspiración para la creación del parque, la “Villa de las Maravillas” que se convertiría en una obra única en el mundo.

Con la muerte de su creador, el parque tuvo siglos de descuido y abandono, donde la vegetación lo cubrió en gran parte.

El parque de los monstruos no fue recuperado de su abandono hasta el año 1954, cuando es comprado por el Sr. Giovanni Bettini, quien con gran esmero primero lo refacciona y luego lo administra.

 

Figuras fascinantes de mitología y fantasía

El conjunto monumental se encuentra dispuesto en las laderas de un anfiteatro natural, y se caracteriza por la forma caprichosa (grotesca) en que, de entre los árboles, desniveles y arroyos, surge a la vista del visitante una fabulosa sucesión de desmesuradas esculturas talladas en roca.

Las esculturas, de aspecto terrible o absurdo, representan personajes míticos y seres fantásticos, y fueron talladas de inmensos bloques de “peperino” (piedra volcánica) que se encuentra en el valle, dando vida a animales gigantescos, héroes homéricos o simplemente sirenas o diosas romanas.

bomarzo-parcodeimostri

El Cancerbero

Los monstruos encierran toda una constelación de símbolos como si de un jardín iniciático se tratara, existiendo libros que interpretan minuciosamente en ese sentido las estatuas e inscripciones del parque.

Podemos citar uno de los enigmáticos epígrafes, cerca de la entrada, que dice “Sólo para consolar el corazón”, como si quizá todo se tratase simplemente de buscar la catarsis del alma.

Sobre un banco del parque se lee: “A vosotros que vais errantes por el mundo, tratando de ver grandes maravillas, venid aquí donde encontraréis caras horrendas, elefantes, leones, osos, ogros y dragones”.

 

bomarzo-parcodeimostri

Hércules y Caco en una batalla a muerte

 

La atracción principal

En la boca del orco hay un juego de palabras de la famosa cita de la Divina Comedia. Al parecer, originalmente estaba grabado: “Lasciate ogni pensiero voi ch’entrate” (Dejad todo pensamiento los que aquí entráis), en contraposición a lo que en su obra Dante había escrito en la puerta del infierno: “Dejad toda esperanza los que aquí entráis”.

Ahora tan sólo se puede leer “Ogni pensiero vola”  (algo así como las ideas vuelan).

bomarzo-parcodeimostri-orco

En las fauces del Orco

En cambio, si se traspasa el umbral de este aparente acceso al averno, al otro lado hay una cámara donde descansar al fresco con una mesa…

¿Para hacer un picnic? ¿O para un sacrificio de amor?

bomarzo-parcodeimostri-templo

Sólo el mausoleo dedicado a la esposa de Vicino Orsini, fallecida prematuramente en los años previos a la construcción del Sacro Bosco, es al parecer el elemento más normal de todo el conjunto.

 

Video de Bomarzo

 

Nuestra impresión

Viajemos con nuestra imaginación… noche de verano, casi quinientos años atrás, podemos sentir la mezcla de fascinación y estupor de los incautos invitados del príncipe Orsini a su particular bosque, poblado por extraños delirios de piedra.

bomarzo-parcodeimostri

Paso a paso, las antorchas descubren las colosales esculturas escondidas entre la vegetación. Se dobla una esquina y una nueva sorpresa aparece, se sigue por un recóndito sendero y surge otro inesperado esperpento.

Fue y es un escenario que no está diseñado para gustar precisamente, sino para sorprender y dejar pasmados a los privilegiados visitantes de aquella extravaganza del Cinquecento italiano.

 

bomarzo-parcodeimostri-casapendente

Casa pendente

Podríamos decir que el Parque de los Monstruos, es una obra maestra única, que más que adelantarse, se salió de su tiempo,

Proponiendo además que su nombre debe entenderse en el sentido latino del verbo “monstrare”, ya que los elementos del parque tienen un significado, nos muestran conceptos e ideas de su creador. Estos “monstra” asombran y obligan al público a reflexionar sobre abstracciones, tomando la forma de un cuento de hadas barroco.

Para Pier Francesco Orsini, claramente se trataba de encontrar primero, y recrear a continuación los símbolos de las estaciones del camino que terminarían en el reencuentro.

 

Misceláneas

La novela histórica Bomarzo, de Manuel Mujica Láinez, está ambientada en ese contexto.

El mismo autor escribió el libreto de una ópera de Alberto Ginastera con el mismo tema y título.

En 2007 se filmó en los escenarios originales de Bomarzo una versión libre experimental de esa ópera (Bomarzo 2007).

bomarzo-parcodeimostri

 

Datos prácticos

 

Cómo llegar a Bomarzo

En auto

Es posible llegar a Bomarzo por la autopista A1 tomando la salida Attigliano  dirección Bomarzo. Desde Viterbo tendrás que recorrer 20 km a través de la ruta Viterbo-Orte y tomar la salida Bomarzo.

El parque cuenta con un parking cómodo gratis a pocos metros de la entrada.

 

En tren

La estación de destino es la Orte Scalo. Una vez allí tenés que tomar el bus dirección Bomarzo. Desde Viterbo, Autobus dirección Bomarzo

 

Distancia desde el Parque de los Monstruos de Bomarzo a las principales ciudades

 

  • Roma 105 Km
  • Firenze 215 Km
  • Perugia 114 Km
  • Viterbo 21 Km
  • Civita di Bagnoregio  36 Km / Orvieto 41 Km

 

Horario

Está abierto todos los días desde las 8.30 a las 19.00

 

Precio

La entrada cuesta 10€ y no es necesario reservar con anticipación.

bomarzo-parcodeimostri

 

Habías oído hablar de este parque? Leíste o sabés sobre alguna de las simbologías ocultas en las estatuas del parque?  

Si sabés algo más del tema, te espero en los comentarios. 

 

Te cuento que muy cerca de este lugar está la Civitá de Bagnoregio, otro lugar que vale la pena visitar.

 

A %d blogueros les gusta esto: