Los templos de Karnak y Luxor, dos de los más importantes vestigios de la civilización egipcia, se encuentran a orillas del Nilo. Es imposible hablar de cualquier lugar de Egipto sin hacer referencia al río Nilo.

Además de ser el río más largo del mundo, ha sido durante siglos una fuente de vida y prosperidad para Egipto. Sus aguas han permitido el desarrollo de la agricultura, la navegación y el comercio, y han sido testigos de la historia y la cultura de este antiguo país.

En nuestro viaje a Egipto, tuvimos la oportunidad de visitar los templos que se ubican a orillas del Nilo desde la comodidad de un fascinante crucero.

No dejes de ver este crucero de 4 días por el Nilo: una experiencia que nunca olvidarás. En este crucero de 4 días desde Lúxor hasta Asuán visitarás los templos más importantes del país.

Es difícil poner en palabras este paisaje de otro mundo que amalgama arena dorada, exuberante vegetación y aguas sinuosas que, en conjunto, transportan a un clima de aventuras y misterios que han perdurado a lo largo de los milenios.

A medida que el barco avanza, el paisaje cambia constantemente, pasando de las tierras fértiles de la orilla del río a los desiertos de arena que se extienden hasta el horizonte.

La función de los templos egipcios era proporcionar una morada terrenal a los dioses, es decir, una construcción en piedra que albergara su estatua.

A partir del Reino Nuevo, la época de mayor esplendor, estas construcciones sagradas pasaron a tener unos elementos fijos: un pilono de entrada, un patio columnado, una sala hipóstila y un santuario.

Templo de Karnak en Egipto

El templo de Karnak está compuesto por 3 recintos dedicados a tres divinidades: Amón, Mut y Montu. Cada uno de ellos está limitado por un muro de adobe inmenso.

Este santuario dedicado al dios de dioses Amón se convirtió en el principal centro religioso del país, cuando la ciudad de Tebas fue la capital de Egipto durante el Imperio Nuevo.

Este templo tuvo varias ampliaciones desde el Imperio Medio hasta el período romano, pero las más importantes se dieron durante el Imperio Nuevo.

Visita guiada al Templo de Karnak: en esta visita vas a descubrir los secretos del santuario dedicado a Amón que fue el principal centro de culto del Antiguo Egipto. ¡Imprescindible si está en Lúxor!

Recintos del templo de Karnak

Como te contaba el templo de Karnak está dedicado a 3 dioses y a ello se debe la organización de los espacios del templo:

  • El recinto de Amón-Ra es el más grande del templo y está dedicado al dios que encabeza la triada de Tebas.
  • El recinto de Montu es mucho más hico que el de su padre. Montsu es la figura divina que completa la triada tebana y simboliza un dios guerrero. Aquí se encuentra del templo de Amenofis III y el templo de Amón.
  • El recinto de Mut está dedicado a la segunda figura divina de la triada tebana: la diosa Mut, esposa de Amón-Ra y madre de Montsu. Enormes estatuas de granito negro de la diosa leona Sejmeten flanquean los atrios.

Avenida de las esfinges

Los distintos recintos sagrados del templo están unidos por vías procesionales con esfinges criocéfalas -tipo de representaciones que muestran el cuerpo de león combinado con cabeza de carnero – con el cartucho de Ramsés II. Esta iconografía siempre estuvo vinculada a Amón Ra.

En un principio, la Avenida de las Esfinges llevaba al río Nilo y al templo de Luxor.

Pilonos del templo de Karnak

En el interior del templo hay una sucesión de pilonos y patios, obeliscos, templos y capillas.

Los pilonos representan las dos tierras de Egipto y la puerta es más baja para la línea del horizonte, la salida del sol.

El primer pilono es la puerta más grande de todo Egipto, tiene 113 metros de largo y 15 metros de ancho.

El segundo pilono está precedido por un coloso de 15 metros de altura de Ramsés II que tiene entre sus piernas a su hija Bentanta.

Los pilonos están siempre decorados con relieves que hacen alusión a las victorias del faraón.

Sala Hipóstila del Templo de Karnak

Apenas atravesar el segundo pilono, quedamos extasiados. Las dimensiones de esta sala son increíbles y las 134 columnas de más de 20 metros de altura y 3,40 de diámetro que la decoran, te dejan con la boca abierta.

Es fascinante que a pesar del tamaño monumental, tiene más de 100 metros de ancho y 52 metros de largo, la sensación es de armonía.

La construcción la inició Amenhotep III y concluyó en la época de Seti I y Ramsés III.

Visita guiada por el Templo de Lúxor y el Templo de Karnak: dos de los templos más espectaculares de Egipto, el Templo de Lúxor y el Templo de Karnak, antiguamente separados por la Avenida de las Esfinges, de tres kilómetros de longitud.

Obelisco de Hatpshepsut

Se construyó en en el año 1457 a. C. durante la XVIII Dinastía, es el segundo más grande de todos los antiguos obeliscos egipcios. Formado por una única pieza de granito rosa, tiene una altura de 28,58 metros y su peso es de 343 toneladas.

Los obeliscos son en su origen un homenaje al dios sol. Se consideraba al faraón hijo del sol y de la mujer que lo había dado a luz. La parte superior, de forma piramidal, podría representar los rayos del sol cayendo sobre la tierra, solía estar recubierto de oro, bronce o aleaciones de metales, para que brillara cuando la luz solar incidiera sobre ella.

Su pareja puede verse en el suelo del templo, lo que permite apreciar con detalle sus inscripciones.

Capilla de corteza de Ramses III

Este santuario fue construido por Ramsés III al sur del segundo pilón. La capilla alcanza casi los 60 metros y la entrada está protegida por dos estatuas de seis metros.

Espectáculo de luz y sonido del Templo de Karnak

A la noche pudimos disfrutar en este entorno mágico un espectáculo de luz y sonido muy recomendable. Consiste en ir paseando por el templo, en algunos lugares prácticamente sin luz, mientras escuchas la historia de cada uno de sus lugares al tiempo que iluminan los distintos sectores del templo.

El templo de Karnak es el segundo sitio arqueológico más visitado de Egipto, y después de ver estas fotos y leer sobre su historia y construcción entenderás por qué.

No te lo pierdas, espectáculo de luz y sonido en Karnak: dura dos horas, durante las cuales realizás un recorrido para admirar esta impresionante obra arquitectónica desde una perspectiva distinta hasta llegar al Gran Lago Sagrado. Aquí, cómodamente disfrutás del espectáculo de luces mientras el templo se ilumina ante nuestros ojos.

Templo de Luxor en Egipto

Llegamos al Templo de Luxor al atardecer. Estar a esa hora mágica en un lugar tan especial fue una experiencia increíble.

Sin tener la importancia de Karnak, este templo realizado durante el Imperio Nuevo tiene una ubicación privilegiada al lado del Nilo en el corazón de la moderna ciudad de Luxor.

El Templo de Lúxor fue construido entre los años 1400 y 1000 a.C. por los faraones Amenhotep III y Ramsés II, el primero construyó la parte interior y el segundo el recinto exterior, añadiendo la fachada, los colosos y los obeliscos. El templo mide 260 metros de largo y está dedicado a Amón (dios del viento).

No te pierdas este tour de Luxor al completo: Visitarás los templos de Lúxor y Karnak, el Valle de los Reyes y de las Reinas, los colosos de Memnón y el templo de Hatshepsut.

Dromos del templo de Luxor

En tiempos de la construcción estaba unido al templo de Karnak por la avenida de las esfinges. flanqueada por esfinges. con cabeza humana. Con las excavaciones se descubrieron más de 100 metros de esta avenida.

Entrada al templo de Luxor

A punto de entrar en el recinto, un enorme obelisco que simboliza el sol de 25 metros, hace que se pierda el detalle de los cuatro babuinos que decoran la base.

En su origen, iba acompañado de otro obelisco que fue donado a Francia en 1831 y que ahora puede verse en la Place de la Concorde de París.

Integra la entrada dos colosos sedentes que flanquean la entrada y al que representan al faraón Ramsés II.

Este soberano reinó más de 60 años y fue un gran constructor,se hizo representar en estatuas colosales en diversos templos donde se le rindió culto como a un dios.

En la antigüedad eran seis los colosos que custodiaban la entrada, los dos que hay a la derecha y la izquierda representaban a Ramsés II sentado, de los otros cuatro sólo se conserva uno.

Columnata de Amenhotep III

La columnata está formada por dos filas de siete columnas de 16 metros con los capiteles papiriformes abiertos. Estaban decoradas con vistosas escenas del Festivalde Opet.
Al fondo podés ver el alminar de la mezquita de Abu Al Haggag.

La columnata conecta los dos patios del templo: el de Ramsés II y el de Amenhotep III

El patio de Ramsés II está compuesto por 74 columnas papiriformes distribuidas en dos hileras. Entre las columnas se pueden ver varias estatuas que representan a Ramsés II, muchas de ellas sin cabeza.

Sala hipostila del templo de Luxor

Esta sala está compuesta por 32 columnas papiriformes y distribuidas en cuatro hileras, era el vestíbulo a través del cual se accedía a la Sala de las Ofrendas, el Santuario de la Barca y la Sala del Nacimiento. Estas estancias rodeaban la parte más íntima del templo, la que acogía la estatua del dios Amón: el sanctansanctórum.

Santuario romano

Casi al final del recorrido una sorpresa. Un santuario romano dedicado al culto imperial con pinturas de emperadores romanos que se superponen a las figuras de los faraones.
En el siglo III d.C., el recinto del templo fue fortificado y convertido en un fuerte romano, hasta que cayó en el olvido.

Esta maravillosa visita a los dos templos de la ribera este del Nilo nos regaló un increíble atardecer.