En este artículo podrás leer sobre los principales lugares para visitar en Carhué y Epecuén.

Había visto muchísimas imágenes de las ruinas de Epecuén y era un lugar que me causaba una mezcla de curiosidad, tristeza y ganas de conocer. Aprovechando nuestra estadía en la Estancia La Sistina, ubicada a 50 km. de Carhué, decidimos aprovechar esta cercanía y visitar los lugares más emblemáticos de ambas localidades.

En este artículo, te cuento varias cosas.

  • Cómo llegar desde Buenos Aires.
  • Todo sobre Carhué, lugares para alojarte y para comer.
  • La tremenda historia de Epecuén y sus ruinas, la historia del lugar, la geografía y los motivos por los cuales se produjo la terrible inundación.
  • La ruta salamónica, gran parte de la obra de este particular arquitecto están por la zona.
  • Leyenda de Epecuén.

Cómo llegar a Carhué y Epecuén desde Buenos Aires

Tendrás que tomar la Autopista Ricchieri como si fueras a Ezeiza. Salir hacia la autopista Ezeiza – Cañuelas y seguir por la ruta 205 hasta Bolívar.

Allí empalmás con la ruta 65 hasta Guamíni, aquí hicimos nuestra parada increíble en La Sistina. Podés leer todo en este artículo dedicado a nuestra estadía en la estancia.

Desde allí, la ruta 33 hasta el cruce con la ruta Provincial 60, donde girás a la derecha hasta el acceso a Carhué.

Son 540 km y si la salida de la ciudad está fluida podés llegar tranquilamente en 6 horas.

La ciudad de Carhué

Esta ciudad está ubicada al sudoeste de la Provincia de Buenos Aires y pertenece al distrito de Adolfo Alsina. Su nombre, de origen mapuche, significa «lugar verde».

Es Capital provincial del turismo termal por estar a orillas de uno de los lagos más misteriosos del mundo. ¡Sus propiedades sólo se comparan a las del Mar Muerto!

Tiene una población de más de 10.000 habitantes y las rutas que la unen con el país son: la 33 (Rosario – Bahía Blanca) y la Ruta Provincial 60 (Buenos Aires – La Pampa).

Distancias a algunas ciudades importantes del país:

  • Bahía Blanca 200 km;
  • Mar del Plata 560 km;
  • Santa Rosa 186 km;
  • Córdoba 832 km;
  • Rosario 650 km.
que-visitar-carhue

Qué ver en Carhué y Epecuén

Plaza Principal

Como en toda pequeña ciudad, la plaza principal está rodeada por la iglesia principal, la municipalidad, restaurantes y bares, y locales donde venden productos regionales.

La iglesia ubicada en la Plaza Levalle es Nuestra Señora de los Desamparados. Tiene estilo neogótico muy austero con una sola torre central .

En el altar principal hay una imagen de la Virgen de fines del siglo XIX donada por la esposa de Levalle y sobre la derecha de la entrada lla Campana de la Iglesia de Santa Teresita de Epecuén rescatada de la inundación.

carhue-que-visitar

En el centro de la plaza se alza el monumento a Nicolás Levalle que fue inaugurado en el año 1978. Es obra de un artista local y lo muestra a caballo en lo alto, mientras que en la base hay personajes típicos de la época como los solados, los indios, el herrero.

No te pierdas en la plaza el Monumento a la Madre y la estatua de Ana.

Obra del arquitecto Salamone

La obra del arquitecto Francesco Salamone fue muy productiva y fugaz, ya que construyó más de 60 edificios en sólo 4 años, desde el año 1936 a 1940. Todos ellos en la provincia de Buenos Aires.

Hablar sobre las obras de Salamone merece un artículo en sí mismo. Por eso, en este caso, sólo me voy a limitar a nombrar las que tuvimos la oportunidad de conocer en Carhué y Epecuén.

Palacio Municipal

Las principales características de los palacios municipales diseñados por el arquitecto son el monumentalismo y las torres que simbolizan la avanzada de la civilización sobre la barbarie o el desierto.

En el caso de la Municipalidad de Carhué, el La estructura de hormigón con muros de mampostería revocados es la marca registrada de Salamone. El edificio se completa con un zócalo de mármol travertino y se destacan en su interior las luminarias y el mobiliario.

Sus dimensiones son impresionantes: la torre reloj mide 36 metros, la superficie del edificio casi 2000 m2 y el Salón de Actos tiene una capacidad para 500 personas.

Cristo del Lago

Esta obra la encontrás en el camino hacia Epecuén y el viejo cementerio, en el lugar que actualmente se conoce como «Balneario el Cristo».

epecuen-salamone

Fue colocado en 1937, durante la gestión del Comisionado Municipal Juan Marcalain y se dice que la cara de Cristo pertenece al propio Salamone. Se caracteriza por carecer de manos, a causa de la inundación.

Ruinas del Matadero Municipal

Lo vas a encontrar camino a las ruinas de la Villa Epecuén, sobre tu derecha.

Es también una obra monumental de hormigón armado y su torre aún se mantiene en pie desde su inauguración el 3 de diciembre de 1938.

matadero-salamone-epecuen

Fue todo un hito para su época, no sólo por su estilo Art Decó como por la modernización que significó para las industrias rurales el faenado a gran escala, con un sistema mecanizado, análisis y control de sanidad.

Estuvo en funcionamiento hasta la década del 80, a pesar de estar rodeado por las aguas de la laguna en ocasión de la inundación.

Playa Eco Sustentable

En el verano, la Playa Ecosustentable es un lugar ideal para huir del calor y bañarte en las aguas de la laguna.

Es un espacio creado teniendo en cuenta todos los cuidados para con el medio ambiente. Tiene sombrillas, chiringuitos y un muelle para acceder al Lago Epecuén. Duchas, proveeduría, internet, wifi y baños.

En verano, además se programan varias actividades recreativas.

playa-ecosustentable-epecuen

Ruinas de la Villa Epecuén

Origen de la Villa Epecuén

Conocer este lugar, fue para mí una experiencia conmovedora. Saber que era en el siglo XX un lugar súper turístico y famoso, visitado por las estrellas del momento como Sandro o Mirtha Legrand, por muchísimos argentinos y muchos más extranjeros y sufrió esta catástrofe que terminó con todos sus edificios en ruinas.

¡En un momento, llegó a competir turísticamente con Mar del Plata!

ruinas-villa-epecuen

El boca a boca y el ferrocarril, hicieron que Carhué tuviera un desarrollo importante al ritmo de la construcción de hoteles y negocios, junto con la inauguración del balneario a orillas del mismo Lago Epecuén.

Todavía están las señales de dónde estaban ubicados los hoteles, los café, las plazas, el balneario. También las marcas de la altura que alcanzó el agua en sus puntos más altos.

que-visitar-epecuen

Causas de la tragedia de Epecuén

¿Te preguntarás por qué paso esto? Factor humano y fenómenos climáticos conjugados con las características del terreno.

Te amplío un poco. Hubo una deficiente planificación hidráulica en una laguna endorreica, es decir que no tiene salida a otra vía de agua. Esto sumado al exceso de lluvias que azotaron el lugar en el año 1985 provocó la gran inundación.

Lo que en su momento fue un imán para atraer turistas, es decir, la calidad de sus aguas, similares en salinidad a las del Mar Muerto, fueron las responsables de dejar en situación irrecuperable el suelo y las construcciones.

Imaginate, noviembre, todo preparado para empezar la temporada. Hoteles recién refaccionados, habitaciones nuevas para recibir a los visitantes cada vez más numerosos…

ruinas-villa-epecuen

Un 10 de noviembre de 1985 ese terraplén de 4 metros que venía aguantando las lluvias, no soportó el embate de la laguna y el pueblo comenzó a ser evacuado, perdiéndose 70 años de historia turística termal.

¡En menos de un mes, todos tuvieron que abandonar la villa y el lugar estuvo inundado por casi 20 años!

Para el invierno de 1993 el pueblo de Villa Lago Epecuén estaba sumergido bajo 7 metros de agua. Hoy en día, bajó un poco el agua por la evaporación, es el único medio por el que baja el caudal, y esto permitió visitar nuevamente la villa ya como ruinas y no como el pujante centro termal.

inundacion-epecuen

Leyenda de Epecuén

Por supuesto, que también hay una leyenda… Amo conocer la historia de los lugares como sus leyendas.

Epecuén era una india lindísima, hija del jefe de la tribu. Tenía unos ojos azules del color del cielo y piel color miel. Todos los jóvenes guerreros morían de amor por ella.

Los caciques entonces, decidieron en una asamblea, que el que demostrara mayor coraje y consiguiera el mejor botín, sería el elegido para Epecuén.

Muchos aceptaron el reto, pero finalmente retrocedieron ante la bravura de Carhué. Epecuén a su vez, se sintió deslumbrada por Carhué. Por un tiempo se amaron intensamente.

que-ver-epecuen

Quiso el destino que una extraña y grave enfermedad atacara a Carhué justo antes del casamiento hasta dejarlo inválido. Ella desesperada empezó a correr por los campos sin dejar de llorar. Tanto lloró que se quedó dormida bajo la luna. Siguió llorando y llorando hasta que se fue formando un manantial con sus lágrimas. Y después de un tiempo nada quedó de Epecuén, sólo una pequeña laguna de lágrimas saladas.

Cuando Carhué se enteró de la desaparición de Epecuén pidió que lo trasladaran hasta los campos. Por supuesto, no la encontraron y acabaron la búsqueda junto a una pequeña laguna donde les pareció oír la dulce voz de Epecuén y ver su figura sobre las aguas. Él sin dudarlo entró arrastrándose en la laguna y el milagro fue inmediato, salió curado, sano y fuerte como antes.

Epecuén y Carhué hoy

Son varias las actividades para realizar en la actualidad en la ex Villa Epecuén y Carhué.

Además de la visita a las ruinas y el recorrido de la ruta salamónica, también se puede hacer avistaje de aves durante todo el año. Son famosos los flamencos del lago que eligen este ambiente tranquilo para vivir y reproducirse.

Senderismo en el Sendero del Molle, donde se puede ver a la única especie autóctona del lugar.

Disfrutar de las modernas instalaciones en los hoteles con spa y piletas termales ideales para atacar la artritis y los problemas de piel.

hotel-epecuen

Dónde comer y dormir en Carhué

En Carhué existen alternativas gastronómicas para todos los gustos: restaurantes, parrillas, pizzerías, pubs, heladerías y casas de té.

Nosotros optamos por el restaurante L’Angolo donde comimos muy bien. Está ubicado a pasos del Hotel Epecuén que fue donde nos alojamos y donde también podés elegir el régimen de media pensión que te asegura el desayuno y la comida de la noche.

Para alojarnos, como te anticipé elegimos el Epecuén Hotel & Spa Termal, donde disfrutamos de unos masajes maravillosos y de sus piletas termales interiores y exteriores.

epecuen-hotel-spa-termal

Como plus, desde nuestra ventana, teníamos esta vista de la ciudad.

Como verás un lugar que vale la pena visitar y que no te va a dejar indiferente. Si tenés cualquier consulta te espero en los comentarios.

Descarga la guía gratuita

Enterate de mis secretos

Conocé mis hoteles preferidos


Tramando Viajes te informa que todos los datos de carácter personal solicitados para tu suscripción en este formulario serán tratados por Florencia Pagano como responsable de esta web. La finalidad de pedirte tus datos es gestionar el alta de esta suscripción para poder compartir con vos mi newsletter semanal con los últimos artículos del blog, mandarte regalos y publicaciones, promociones de productos y/o servicios propios y de terceros afiliados. Tu legitimación se realiza sólo a través de tu consentimiento. Tus datos están alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Mailchimp suscrita al Privacy Shield. Te adelanto que están más que protegidos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos en tramandoviajes@gmail.com, así como el derecho de presentar un reclamo ante la autoridad de control que corresponda. Para más información podés consultar nuestra política de privacidad.

Hidden Content