A escasos kilómetros de Lugo existe una joya arqueológica en medio de un bosque mágico…

Era el mediodía de nuestro segundo día en Lugo y ya habíamos visitado los puntos más interesantes de la ciudad.

Habíamos leído sobre un antiguo yacimiento arqueológico ubicado en las afueras de la ciudad. Para obtener las indicaciones para llegar nos dirigimos a la Oficina de Turismo, donde nos atendieron muy amablemente.

santa-eulalia-boveda

 

Recomendación para cuando visites algún lugar apartado.

Es muy conveniente cuando decidís visitar un lugar apartado de los circuitos tradicionales del turismo, verificar  su horario de apertura en la Oficina de Turismo del lugar. En este caso concreto, amablemente los empleados de la oficina hicieron una llamada y constataron que el guardián del lugar estaba presente y nos podía abrir el acceso al recinto.

Con un par de indicaciones partimos agradeciendo la gestión que de otra manera podría haber resultado en un viaje en vano.

Cuando dejamos la Autopista, nos encontramos con unos caminos rurales preciosos, llenos de verde y tranquilidad donde el tiempo parecía detenido.

A pocos kilómetros de la ruta, en el medio de una pequeña aldea nos recibió el encargado del monumento. Con una sonrisa tomó el manojo de llaves y nos franqueó el acceso a este misterioso lugar…

Habíamos llegado…

 

Santa Eulalia de Bóveda.

Este monumento soterrado es un ejemplo raro en Europa Occidental, realizado con patrones arquitectónicos y ornamentales habituales en el Mediterráneo oriental clásico.

santa-eulalia

Tiene 2 plantas, aunque es en la inferior donde reside el mayor interés. Son tres naves, divididas por arcadas y un ábside rectangular. Frescos en las paredes y en la bóveda, y el pórtico de la entrada con relieves.

santa-eulalia-boveda

 

Historia del lugar.

Fue descubierto por el párroco del lugar, pero recién trascendió en 1926, cuando se realizaron las primeras excavaciones arqueológicas. En 1931 fue declarado Monumento Nacional.

Desde el primer momento surgieron diversas hipótesis sobre el motivo y la fecha de su creación,  aunque todas coincidían en identificarlo como un lugar sacro.

Templo con culto a dioses paganos, edificio romano dedicado al culto cristiano, edificio romano dedicado a las ninfas, templo visigodo.

La situación se aclara un poco, cuando el arqueólogo Chamoso Lamas, levanta un enlosado de mármol en medio de la nave central. Allí encuentra un estanque con un sistema de regulación que mantenía siempre el mismo nivel de agua.

A partir de ese momento, se refuerza la  hipótesis de que se trataba de un templo romano dedicado a una divinidad vinculada con el agua. ¿Las ninfas tan populares en la Galicia Romana?

Santa Eulalia aparece posteriormente mencionada en el testamento del Obispo Odoario, en el siglo VIII y más tarde se habla de un monasterio.

Debió seguir en uso mucho tiempo como cripta del templo que había en el nivel superior, hasta que fue edificada la iglesia parroquial en el siglo XVIII.

santa-eulalia-boveda
Quizás se trataba de un manantial al que se le atribuían propiedades curativas. Algunas inscripciones, como el relieve de los lisiados y la presencia salutífera del agua refuerzan esta teoría.

 

Pinturas y  bajorrelieves del siglo IV d.C.

No se sabe a ciencia cierta lo que simbolizan las pinturas. Entre rombos hechos con motivos vegetales, están representadas aves.

Es tal el detalle de la pintura, que se pueden identificar las especies: perdices, gallinas, faisanes, pavos, palomas y un ganso o pato.

Imágenes decorativas, alegorías del banquete, una visión ideal de la vida en la campo? El misterio sigue hasta la fecha…

Más antiguos aún son los bajorrelieves de la entrada, donde aparecen cinco figuras que han sido interpretadas como danzantes. En otra imagen dos personajes exhiben sus deformidades, uno en la pierna y otro en el brazo, de aquí la teoría de las propiedades terapéuticas del agua.

santa-eulalia-boveda

 

El misterio aún no ha sido develado.

Casi un siglo después del descubrimiento, Santa Eulalia sigue siendo un enigma y a lo mejor lo sea siempre.

De lo que no cabe dudas, es que es innegablemente uno de los testimonios más importantes de la primitiva religión romana y del inicio del cristianismo en tierras de Galicia.

lugo

Entre otras cosas, el encargado nos explicó que esos caminos rurales eran parte de un proyecto de la comunidad de Lugo para atraer a los visitantes y nos sugirió visitar la iglesia de San Miguel de Bacurín.

 

Un bosque mágico a pocos kilómetros de Lugo.

Encantados, seguimos nuestra excursión por esos agrestes paisajes y a unos 5 minutos en auto llegamos a esta iglesia románica dedicada a San Miguel, levantado en la segunda mitad del siglo XII.

En el mismo lugar también está emplazado el cementerio, como es común en muchos lugares de Galicia.

Lamentablemente no pudimos entrar a la iglesia, estaba cerrada ya que no había nadie a la vista. Pese a una decepción inicial, pudimos admirar el ábside semicircular con una ventana con los clásicos arcos, columnas y capiteles típicos de la arquitectura medieval y sus portadas románicas.

sab-miguel-bacurin

 

Es un paseo que realmente vale la pena. No sólo desde el punto de vista cultural que sino desde al aspecto personal.

Para llegar a estas increíbles iglesias, tuvimos que atravesar bosques llenos de verde, apartados y solitarios salvo por algunas ovejas que pastaban mansamente.

Lo cierto es que pasamos una tarde llena de paz y bienestar. Algo que sin dudas, en nuestros tiempos, es un bien escaso…

 

Datos útiles de Acceso:

 

Santa Eulalia de Bóveda

Desde Lugo, tomá la autopista A6 hasta la salida 523, incorporate a la N-VI dirección sur, unos 4 Km.
Coordenadas en el GPS: 42º 58′ 48,67″N 7º 41′ 9,24″W.

Teléfono de Información: (034) 609 237 779

Horario de Visitas: Abierto todo el año, consultar horario.

 

San Miguel de Bacurin

Coordenadas en el GPS: 42° 58′ 5.6892″ N, 7° 40′ 56.1648″ W

 

 

A %d blogueros les gusta esto: