El Hotel Ai Cavalieri di Venezia tiene una ubicación ideal, porque está situado a 450 metros del puente Rialto y a minutos a pie de la plaza de San Marcos.

Se puede pedir más?

Tiene embarcadero propio, así que se puede llegar hasta la puerta del hotel con el equipaje.

El lobby es elegante y se aprecia el cuidado en cada uno de los detalles.

La habitación estaba decorada divinamente, en estilo barroco, y por ser Carnaval, el recibimiento del hotel incluyó dos máscaras venecianas hechas a mano.

aicavalieri-venezia

El baño todo de mármol, también resultó de un gusto exquisito.

ai-cavalieri-venezia

El staff es sumamente amable, hablaban en nuestro idioma y agilizaron el check in para que pudiéramos llegar por fin a destino.

Después de un viaje de más de 14 horas, bastó pisar el hotel para que el cansancio empezara a desaparecer.

Además de tener todas las comodidades propias de un hotel de su categoría, la ventana de nuestra habitación daba sobre un pequeño canal y los techos de Venecia.

El desayuno resultó muy completo y las mesas estaban decoradas para festejar el Carnaval.

aicavalieri-venezia

 Ya de por sí, Venecia enamora. Pero debo decir que con un hotel como éste, dan ganas de que el romance dure para siempre…

Si querés más información de este hotel, seguí este link. Te lo recomendamos!

 

A %d blogueros les gusta esto: