¡Hola hola! ¿Cómo estás? ¿Preparad@ para conocer mis secretos?

Hoy no te voy a contar sobre ningún lugar espectacular, ni te voy a dar ningún tip o recomendación para que ahorres tiempo o $ durante tus viajes.

En esta oportunidad vengo con el silicio, jaja, figuradamente.

Supuestamente cuando viajaste en varias oportunidades, hay cosas que no te tendrían que pasar. ¡¡Pero confieso!! Yo también me he mandado torpezas marca cañón durante mis viajes.

En algunos casos, esos errores pudieron significar perder un vuelo, en otros plata y en otros tiempo. O todo al mismo tiempo.

Termino con la introducción y paso a contarte detalladamente de lo que hablo para que tengas en cuenta estos aspectos y evites de esa manera arruinar tu viaje.

Por suerte, con atención todos se pueden evitar. ¡Acá vamos!

7 errores durante viajes

 

Equivocarnos de aeropuerto

 

El itinerario era soñado, Lago di Como, Bérgamo y Milán. Sólo una escapada corta para aprovechar un par de puentes durante Semana Santa.

Todo planeado al detalle, porque sólo eran 10 días y no era cuestión de perder tiempo.

Como el último destino era Milán devolvimos el auto antes de nuestra estadía de 3 días en la ciudad. Tenemos por costumbre dejar para último momento la visita a las grandes ciudades para manejarnos allí con el transporte público y evitar las congestiones y las zonas de tráfico limitado. ¡Y las multas!

El vuelo de vuelta a Argentina salía muy temprano, cerca de las 7 de la madrugada y por eso decidimos alojarnos en uno de los hoteles del aeropuerto.

Siempre habíamos sentido curiosidad por cómo serían los hoteles de aeropuerto y era la ocasión perfecta para probar. Nos evitábamos el super madrugón y el costo del remise al aeropuerto de Malpensa.

De esa manera, tranquilamente y después de pasar el día en Milán, partimos en tren a eso de las 7 de la tarde con nuestro equipaje hacia uno de los hoteles en las afueras del aeropuerto de Malpensa.

errores-durante-viajes

En media hora llegamos al hotel y nos registramos. Todo muy agradable, muy tranquilo y con mucho verde alrededor. Sabíamos que había un restaurante muy bueno dentro del hotel, así que nos preparamos para relajarnos en la “camera” hasta la hora de comer.

Diego, en ese momento, aprovechó para revisar los horarios del vuelo y me dijo: “El horario de salida es a las 7, Linate.”

Al tiempo que daba una doble mortal en la cama (es exagerado pero así lo sentí yo) grité: ¿¿¿¡¡Linate!!???

Milán tiene 2 aeropuertos internacionales: Malpensa, un poco más alejado de Milán, y Linate a algo más de 10 kilómetros del centro. Dimos por hecho, que habiendo llegado a Malpensa saldríamos desde el mismo aeropuerto. ¡Error!

Como casi todo en la vida tuvo una parte buena y una mala. La buena fue que nos dimos cuenta antes de que fuera demasiado tarde, es decir, a la mañana del  otro día. Claro que hubiéramos perdido el vuelo. La mala, fue que el remise a las 5 de la mañana nos salió alrededor de 130 Euros. Sin palabras…

 

No des por hecho que si tu vuelo llega a un determinado aeropuerto salga desde el mismo aeropuerto. Especialmente, en las grandes ciudades, que suelen tener más de un aeropuerto internacional. Clic para tuitear

 

 

Equivocarme al poner el horario del despertador antes de un vuelo

 

Este caso es un poco parecido al anterior. Cambia el escenario. El último destino era la lindísima Segovia.

acerca-de-diego

Habíamos visitado Madrid al principio del viaje, para después recorrer el norte de Portugal, y las regiones de Galicia y Castilla.

Como te contaba Segovia era final de viaje y de allí nos íbamos directo al aeropuerto a devolver el auto y tomar nuestro vuelo de vuelta a Argentina.

La idea era salir con bastante tiempo, ya que desde Segovia a Madrid hay más o menos 100 kilómetros. A medida que uno se acerca al centro de la ciudad, el tránsito se va poniendo pesado porque todos van a sus trabajos en horas de la mañana.

No sé bien qué paso. Puede haber sido del cochinillo que comimos esa noche o… el vinito con que acompañamos el cochinillo… Lo cierto es que me equivoqué al poner la hora del despertador.

Todavía hoy me pregunto cómo hicimos para cumplir con los trámites de devolución del auto y llegar a tiempo al vuelo hacia Argentina. Creo que ayudó mucho haber hecho el web check in con anticipación.

 

No está de más un control cruzado para verificar que la alarma del despertador esté puesta a la hora correcta. O mejor aún pedirle al encargado de la recepción del hotel que te despierte. Y por cierto, es muy útil hacer el web check-in con anticipación

 

 

No retirar el equipaje en San Pablo y llegar al resort de Bahía sin nada

 

Esto pasó hace millones de años atrás, cuando partimos de viaje con mamá y mi hermana para pasar una semana a puro relax en un resort all inclusive de Costa do Sauipe, Brasil.

El vuelo tenía un transbordo en Sao Paulo y de allí seguíamos a Bahía. Al despachar las valijas en Ezeiza, informamos que nuestro destino final era Bahía: Y de esa manera fueron despachadas las valijas, con la etiqueta del destino final.

Tras unas horas de viaje llegamos a Sao Paulo y después de una breve escala, abordamos el vuelo hacia Bahía. Felicidad, mamá no paraba de sacar fotos, no podíamos dejar de pensar en qué bikini nos pondríamos al llegar a la playa, cuál pareo y qué vestidito…

Cuando fuimos a retirar el equipaje en la cinta del aeropuerto de Bahía, ¡¡nuestras valijas no estaban!! No sólo las nuestras, sino también las de otras personas.

En la oficina de reclamos de equipaje nos informan que en Brasil, cuando se viaja con conexiones dentro del país, tenés que retirar el equipaje en el primer punto que tocás del país. Y no sólo eso,  tenés que hacer migraciones, y volver hacer el check in para el siguiente vuelo.

Partimos hacia el resort con lo puesto. Gracias a las gestiones del staff del hotel donde nos alojábamos, al otro día tuvimos nuestro equipaje por la tarde.

Pero tuvimos un extra que no sabíamos.Durante esa semana se jugaba el torneo de tenis de Costa do Sauipe. Nos encontramos con varios tenistas muy conocidos. ¡Mirá con quién estoy en la foto!

errores-durante-viajes

 

Si viajás a Brasil y tenés conexiones dentro del país, planificá tus vuelos para que haya margen entre uno y otro. Retirá tu equipaje, hacé migraciones, aduana y otra vez el check in. Clic para tuitear

 

 

Alquilar un auto 3 mujeres con un baúl para bebés

 

Situación: viaje de amigas. Cantidad: 3 mujeres

Personalidades: una acostumbrada a viajar ligera, las otras dos acostumbradas a viajar con baúles porque les gusta que la ropa combine, que si llueve, que si hay sol, que si … , que si…

Lugar de encuentro: Conocida rentadora de autos en la Plaza España de Madrid. Veníamos de distintos lugares.

Una ya estaba adentro cumpliendo con los trámites para retirar el auto, cuando las otras dos (me incluyo) hicimos nuestro ingreso con las valijas. Los baúles no pasaban por la puerta de la oficina de alquiler de autos y tuvieron que abrir la doble hoja de la puerta para que pudiéramos entrar 🙂

Por supuesto en los viajes es muy importante llevar la máquina de fotos o ahora el celular que cumple con esa función para guardar los recuerdos de todos los lugares qeu visitás. Pero hay momentos en que esto se vuelve imprescindible para retratar ciertos momentos. Y ese fue uno.

Las caras de Silvina y del empleado merecerían haber quedado en la historia.

Acto seguido, todos llegamos a la conclusión de que el auto que habíamos alquilado no cumplía con los requisitos de capacidad para “albergar” todos nuestros petataes.

Por suerte y gracias a unos puntos acumulados en algún sistema de millajes, pudimos acceder a nuestra querida Octavia, un Skoda donde entraba todo nuestro equipaje. Desde allí partimos felices a recorrer Castilla, Galicia, Asturias y el País Vasco sin ningún tipo de problemas.

errores-durante-viajes

Tenés dos opciones y sólo dos. O reducís el equipaje o alquilás un auto más grande. Clic para tuitear

 

Olvidarme de hacer la cancelación de una reserva en un hotel de Oviedo y que ese hotel resultara mucho mejor que el que estuvimos.

 

Hablo del mismo viaje que en el punto anterior. Me parece que estaba pasando por un momento raro en mi vida porque esto que te voy a contar me pasó por primera y única vez.

Siempre me gustó muchísimo el tema de buscar los hoteles, ver sus ventajas y características, hacer la selección y después previa aprobación del team viajero, hacer la reserva.

Estábamos paseando por el Norte de España, y uno de los lugares elegidos para hacer posta era Oviedo. Me acuerdo que me había costado bastante encontrar algo dentro de nuestro presupuesto, bien ubicado y lindo. Pero… finalmente nos habíamos decantado por ese hotel.

El detalle, es que hasta último momento, estuvimos en la disyuntiva si elegir ese u otro. Pero en fin… había que decidir.

El hotel elegido no resultó de lo mejor y como si esto fuera poco, sólo había dos camas. La tercera tuvo que dormir en un catre, ¡que no llegaba a una plaza!

errores-durante-viajes

Al otro día no pudimos evitar la curiosidad y fuimos a conocer el otro hotel. ¡Realmente era mucho más lindo!

Nos lamentamos un poco porque encima la escala en Oviedo era de 3 días, pero allí terminó la cosa. Estábamos demasiado divertidas como para hacernos problemas por habernos equivocado en la elección de un hotel.

¡¡¡El tema fue cuando volvimos del viaje y llegó la cuenta en la tarjeta de crédito de los dos hoteles!!!

Parece que tanta fue la duda, que finalmente no me pude decidir. Podríamos haber ido al otro hotel tranquilamente porque estaba pagado. O dormir dos en un hotel y la tercera en otro.

 

Si estás entre dos y no te podés decidir… elegí un tercero. Jaja. Aplica para todo en la vida. Clic para tuitear No te olvides de dar de baja las reservas que no vas a usar. Es muy cómodo el hecho de poder reservar sin costos de cancelación, pero atenti, porque a veces lo barato sale caro. Clic para tuitear

 

Olvidar en un taxi la cartera con el pasaporte adentro el día antes de viajar

 

Esto realmente no tiene excusas.

Sólo puedo decir a mi favor que estaba agotada porque Barcelona era el último destino. Hacía muchísimo calor y tenía la billetera en la mano más otras bolsas con regalos que habíamos comprado en el último día del viaje.

Bastó que me bajara del taxi para darme cuenta de que había olvidado mi cartera en el asiento. ¿Te conté que al día siguiente viajaba? ¿Te dije que en mi cartera estaba mi pasaporte?

En ese momento, creo que me subió la presión por las nubes, porque era un día viernes y no sabía dónde era el consulado, qué tenía que hacer. Lo único que sabía era que al día siguiente tenía que estar en el avión de vuelta.

Lloré, me amargué, me quedé parada media hora en esa esquina esperando un milagro que no llegó, mientras Diego iba al hotel y averiguaba dónde había que ir a hacer los trámites.

Otro detalle, menos importante, pero detalle al fín. La cartera la había comprado el día anterior y dentro estaba mi máquina de fotos y mi celular también nuevo.

En esta historia también hay una parte buena y una parte mala.

La mala: había guardado todas las fotos salvo las de ese día en la computadora. Nunca más apareció mi máquina de fotos ni mi celular.

La buena: en el Consulado argentino de Barcelona, me resolvieron el problema en media hora y pude viajar al día siguiente a la Argentina.

Y lo más gracioso de todo: 6 meses después me llamaron del consulado y recuperé mi cartera nueva (todavía la tengo) y mi pasaporte (ya lo había denunciado y tenía uno nuevo).

errores-durante-viajes

El día del olvido un rato antes de pasara…

El cansancio y el calor son muy malos consejeros. Cuando te sientas así, es preferible tomarte la tarde libre o dejar tus objetos de valor con tu acompañante.

 

Por un escaso margen de media hora pudimos acceder al consulado. Era un día viernes y el horario era hasta las 3 de la tarde. Si demorábamos más, tendríamos que haber esperado al lunes, con los gastos que ello suponía. Llevá anotados los datos de contacto de las embajadas y consulados de tu país de cada uno de los destinos que vas a visitar.

 

Confiar ciegamente en el GPS y aparecer en la vereda de Santa María Novella en Florencia.

 

El GPS puede ser un gran aliado y un gran enemigo. En muchos casos nos ha llevado por caminos tortuosos, calles sin salida, otras que habían cambiado el sentido y otras que se habían vuelto peatonales.

Pero el premio de todo esto, fue cuando volvimos después de pasar todo el día en Siena. Ya de noche, entramos a la ciudad de Florencia, donde estábamos alojados.

En el camino hacia el hotel, el GPS nos llevó directamente a una calle sin salida y de mano única. Aparecimos frente a Santa María Novella y para salir de ahí nos hizo seguir derecho, ¡subiendo a la vereda de su lateral!

Por suerte era de noche y no había un alma. Ni policías y gracias a Dios tampoco cámaras.

umbria

De todas maneras, los nervios de ver el piccolo Fiat 500 por esos lugares todavía lo guardo en mi memoria.

No confíes ciegamente en el GPS. Acordate de actualizar los mapas de los lugares que vas a visitar, especialmente si son centros históricos con áreas restringidas. Clic para tuitear

 

Reflexión

 

Vivimos a mil revoluciones. Aún en situaciones que tendrían que ser de placer y relax nuestra cabeza parece estar en otra parte.

Siempre me pregunto, ¿nos damos cuenta que estamos un rato en esta vida? ¿Por qué siempre estamos corriendo y haciendo miles de cosas a la vez?

Todos los días me propongo al levantarme bajar un cambio y dejarme llevar por la vida. ¡En ocasiones lo logro! Pero todavía me falta mucho por aprender.

¡Ahora te pido que no me dejes sola. Contame por favor alguna cagabarbaridad que hayas cometido durante alguno de tus viajes!

 

Descarga la guía gratuita

Enterate de mis secretos

Conocé mis hoteles preferidos


Tramando Viajes te informa que todos los datos de carácter personal solicitados para tu suscripción en este formulario serán tratados por Florencia Pagano como responsable de esta web. La finalidad de pedirte tus datos es gestionar el alta de esta suscripción para poder compartir con vos mi newsletter semanal con los últimos artículos del blog, mandarte regalos y publicaciones, promociones de productos y/o servicios propios y de terceros afiliados. Tu legitimación se realiza sólo a través de tu consentimiento. Tus datos están alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing Active Campaign suscrita al Privacy Shield. (Más información de la política de privacidad de Active Campaign). Te adelanto que están más que protegidos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos en tramandoviajes@gmail.com, así como el derecho de presentar un reclamo ante la autoridad de control que corresponda. Para más información podés consultar nuestra política de privacidad.

Hidden Content