Hotel sobre ruedas. Un ómnibus de lujo en California

Cabin es un moderno bus con cabinas para dormir que, por ahora, cubre el trayecto de Los Ángeles a San Francisco, Estados Unidos.

“La forma más soñada de viajar entre San Francisco y Los Ángeles”; “Dormir en millas por hora”; “Quedarse dormido en San Francisco y despertar en Los Ángeles”: estas son algunas de las frases que buscan definir una nueva propuesta, una nueva forma de viajar en bus que ya se puede disfrutar en California, Estados Unidos.

Conocido como “Moving hotel” (u hotel sobre ruedas), Cabin es un bus reformado y adaptado para viajes largos por ruta, con todo tipo de detalles para que sus pasajeros descansen.

 

¿Qué lo diferencia de otros buses?

Este vehículo tiene dos niveles, uno para bar-salón y otro para las cabinas individuales con cortinas opacas y paredes isonorizadas que prometen buen descanso. El objetivo es no sólo el traslado de un punto a otro, sino que también se garantice máxima comodidad para sus 24 pasajeros. Por eso incluyen medias, una botella de agua en la cabina y tapones para los oídos.

Por eso, la propuesta es viajar de noche para llegar a destino a primera hora de la mañana: sale a las 23 y arriba a las 7. Pero como también tiene su “modo hotel”, aquí existe el late check out. Esto significa que el pasajero que lo desee podrá quedarse descansando un par de horas más, hasta las 9.

 

Planes de expansión

Este nuevo servicio empezó a operar a principios del verano estadounidense, y por ahora, ofrece recorridos entre las ciudades de Los Ángeles y San Francisco, en California, un viaje de 650 kilómetros.

Sin embargo, Gaetano Crupi y Tom Currier, fundadores de Cabin, tiene como objetivo ampliar la presencia de la empresa a las rutas por todo el país en un futuro no muy lejano.

Dentro del bus se ofrece servicio de té y café, wi-fi gratis, un baño y un auxiliar a bordo que atiende a los pasajeros a toda hora.

El diseño del interior es moderno y minimalista y está especialmente pensado para favorecer el descanso de los pasajeros.

En cuanto a la seguridad, hay que destacar los escáneres de ojos a los conductores para chequear que estén despiertos y en alerta.

El viaje en Cabin cuesta desde 115 dólares por persona, aunque las tarifas pueden variar según en qué fecha se haga la reserva.

Fuente: Diario Clarín.

tramandoviajes

 

A %d blogueros les gusta esto: